top of page
  • Foto del escritorLas Mentoras Cl

China comunista: la hipocresía de la “nueva modernización del rol de la Mujer”

Por Sabrina Ferrari


No hace tan solo cinco años atrás se celebraba el XII Congreso Nacional de Mujeres de China, con la misión de avanzar en el desempeño social, económico y político de las mujeres en el país para "garantizarles un futuro mejor". Sin embargo, parece ser que las mujeres son consideradas solamente un medio por el cual se puede encauzar las ideologías y políticas del gobierno.


Tengamos presente que cuando fue necesario recordar el papel reproductivo de la mujer, el gobierno chino no dudó en tomar medidas para la reducción de la población en sus políticas desde el año 1979, como el "Hijo único", imponiendo multas a las parejas que tenían más de un hijo o ejerciendo presión social para el cumplimiento de la ley. Encontramos varios ejemplos en esta materia: propaganda gubernamental, campañas de concientización, pérdida de beneficios sociales y, en algunos casos, pérdida del empleo y otras medidas coercitivas como el aborto forzado. Esta política ha llevado a un descenso de la población desde hace 10 años, trayendo consigo un aumento de adultos mayores y una juventud disminuida, lo cual preocupa al gobierno por perder su extensa mano de obra y afectar el crecimiento económico.


Tengamos presente que cuando fue necesario recordar el papel reproductivo de la mujer, el gobierno chino no dudó en tomar medidas para la reducción de la población en sus políticas desde el año 1979.

Actualmente, China tiene una deuda pública de 13.241.214 millones de euros, representando el 77,1% del PIB, convirtiéndose en el segundo país con mayor deuda. Hoy en día, el pasado Congreso Nacional de Mujeres plantea una supuesta "nueva modernización del rol de la mujer", utilizando la vida de las mujeres para recomponer la irreversible tendencia del decrecimiento poblacional, jugando una vez más a ser ingenieros en control poblacional y planificación familiar.


Sin importar realmente la igualdad y los derechos de las mujeres, a menos que vaya acorde con la agenda o los intereses, la mujer es contenida a la instrumentalización y relegada a fines particulares de unos pocos, socavando lo más preciado que un individuo pueda poseer: la libertad de escoger cómo vivir su propia existencia. Sin embargo, surge la pregunta: ¿cómo pueden las mujeres contribuir verdaderamente? ¿Se estará eligiendo la alternativa más eficaz? ¿Existirá otra forma de resolver este problema?


La mujer es contenida a la instrumentalización y relegada a fines particulares de unos pocos, socavando lo más preciado que un individuo pueda poseer: la libertad de escoger cómo vivir su propia existencia.

Es conocido por instituciones como ONU Mujeres, Fondo Monetario Internacional, OIT y otras instituciones que hablan del problema económico de las mujeres en el mundo que al reducir las brechas en la participación en la fuerza laboral se puede traducir en un incremento medio del producto en un 35% y estimando el cierre total de este el Producto Interno Bruto (PIB) mundial en aproximadamente un 26% para el año 2025.


Al aumentar la participación laboral de las mujeres, se amplía el talento y la mano de obra disponible, lo que a su vez impulsa la productividad y la innovación, contribuyendo al desarrollo económico a largo plazo.Por lo tanto, al parecer sacarlas de la economía y volverlas al hogar no necesariamente resolverá el problema económico de China. Políticas que van orientadas a la conciliación trabajo-familia, incentivos a la maternidad en un marco de respeto y la atracción de inmigrantes podrían ser soluciones más efectivas tanto para el crecimiento de la economía como para el crecimiento de la población.


Sabrina Ferrari

Estudiante de Ingeniería Comercial

Universidad Gabriela Mistral

82 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page